Egipto y Argelia
Egipto y Argelia

Historia

Las relaciones entre Egipto y Argelia se rigen por un legado histórico y de ayuda mutua, ya que Egipto apoyó la gran revolución del pueblo argelino para liberarse de la colonización francesa en el año 1954. Como consecuencia de dicho apoyo, Egipto sufrió una triple agresión por parte de Francia, Israel y Reino Unido en el año 1956. El pueblo argelino nunca ha olvidado que el apoyo de Egipto a su revolución se prolongó incluso después de haber sufrido la agresión, hasta que el país consiguió su independencia, por la que pagó un alto precio con la sangre de sus hijos que superaron el millón de mártires. Por su parte, el pueblo egipcio tampoco ha olvidado nunca a Argelia y al pueblo argelino, ni el gran apoyo político y financiero brindado por su presidente Houari Boumédiène tras la derrota del 67. Dicho apoyo se prolongó tras la muerte de Gamal Abdel Nasser y llegó hasta la guerra de 1973, en la que participaron las fuerzas argelinas. Argelia fue de hecho el segundo país en términos de apoyo a dicho conflicto. Combatió en el frente egipcio con el 8.º batallón de infantería blindado, formado por 2115 soldados, 812 suboficiales y 192 oficiales argelinos. Argelia proporcionó a Egipto 96 tanques, 32 vehículos de guerra, 12 ametralladoras y 12 cañones antiaéreos, a los que se sumaron más de 50 MiG-21, MiG-17 y Sukhoi-7 modernos.

Egipto y Argelia comparten una amplia área de intereses comunes en todos los ámbitos: político, de seguridad, social y cultural. Las relaciones económicas entre los dos países han experimentado una gran mejora tras la revolución del 30 de junio, ya que Egipto y Argelia tienen la misma perspectiva política y coinciden en su visión sobre las cuestiones regionales. Argelia fue el primer país que visitó el presidente Abdelfatah el Sisi tras llegar al gobierno en las elecciones de junio de 2014, lo que ha traído consigo una importante mejora de las relaciones entre ambos países.

Relaciones políticas

Las similitudes entre Egipto y Argelia van mucho más allá de una herencia histórica innegable, ya que se extienden en el horizonte de un futuro común. Argelia goza de una experiencia única y diversa en la lucha antiterrorista y la cuestión libia requiere del esfuerzo de ambos países. Las excelentes relaciones políticas entre ambos proporcionan un marco extraordinario para el fomento de las relaciones en otros campos, sobre todo por la actual situación que atraviesa el mundo árabe y los últimos acontecimientos que han tenido lugar en la escena africana.

Existe pleno acuerdo entre los dos países en lo que respecta a la cuestión libia, sobre la importancia de estabilizar la situación en el país y construir el Estado libio, así como sobre la necesidad de responder a las demandas del pueblo libio y de crear las instituciones en las que se funda el Estado.

Como parte del proceso de consulta continuo, los dos países son favorables a dar un impulso a la hoja de ruta de las relaciones bilaterales y a la coordinación conjunta, a fin de abordar los retos a los que se enfrenta la región y hacer un seguimiento de todas las cuestiones que afectan al mundo árabe y de los acontecimientos que tienen lugar tanto en la escena árabe como en la africana y, en particular, de la cuestión palestina, la situación en Iraq, en Siria y el Yemen y el trabajo en pro de la estabilidad política en la esfera árabe, islámica y africana. Ambos países otorgan asimismo una gran importancia a la lucha contra las organizaciones terroristas en este importante momento de la historia de la región, así como a la coordinación conjunta de las acciones, tanto en el ámbito árabe como en el africano.

Economía

Existen fuertes lazos económicos que no solo se basan en el volumen de los intercambios comerciales, sino que abarcan además la inversión mutua en los dos países. Así, hay viajes organizados por empresarios para detectar la posibilidad y la naturaleza de establecer empresas conjuntas. Ya ha habido varios egipcios que han viajado a Argelia con el objetivo de invertir allí y viceversa.

Egipto es uno de los principales inversores árabes en Argelia. El volumen de las inversiones egipcias en este país es de aproximadamente 3600 millones de dólares. El volumen de los intercambios comerciales entre los dos países supera los 1000 millones de dólares, mientras que el volumen de la inversión argelina en Egipto no supera los 90 millones de dolares.

En Argelia hay 32 empresas egipcias que trabajan en los siguientes sectores: telecomunicaciones, construcción, obras públicas, industria, servicios y agricultura. Y estas mantienen grandes y excelentes alianzas con las empresas argelinas.

El Consejo Empresarial egipcio-argelino desempeña un papel protagonista en la apertura de mercados y la ejecución de proyectos conjuntos en todos los ámbitos. Además, la cooperación entre los dos países en el área de la energía constituye una de las principales prioridades para los próximos años. Argelia se ha comprometido a elevar sus exportaciones de gas a Egipto en un 50 %, con lo que estas ascenderían a 1,5 millones de toneladas anuales.

Además, los dos países pretenden reforzar la cooperación y aumentar los intercambios turísticos, especialmente dado el aumento registrado del número de turistas argelinos en Egipto en el año 2018 (43 000 turistas).  Once vuelos semanales conectan los dos países, y la localidad de Sharm el Sheij es uno de los destinos preferidos por los turistas argelinos.

Se están ultimando los preparativos para la celebración de una asamblea conjunta con el fin de dar un salto cualitativo en la cooperación bilateral, que tendrá lugar durante el primer trimestre de 2019.

La Federación de Cámaras de Comercio de Egipto urge el establecimiento de una línea de transporte directo que conecte Egipto y Argelia, con el fin de reducir los costes del transporte marítimo e impulsar las exportaciones argelinas a través del canal de Suez, considerado un centro logístico para los países árabes, el África oriental y Asia. Asimismo, propone la adhesión de Argelia al Acuerdo económico de Agadir —del que son parte Túnez, Marruecos y Jordania—, con el objetivo de lograr la integración industrial y el crecimiento de las exportaciones a nuevos mercados.

Las relaciones económicas entre Egipto y Argelia viven un fuerte impulso desde el año 2014, tras la séptima sesión del Alto Comité egipcio-argelino presidido por sus respectivos primeros ministros, Ibrahim Mahlab y Abdelmalek Sellal, durante la cual se firmaron 17 memorandos de entendimiento que abarcan varios sectores.

Las exportaciones egipcias a Argelia incluyen: productos de aluminio; productos siderúrgicos (cables metálicos); cementos de todo tipo; concentrado de zumos; medicamentos; aparatos de aire acondicionado; cuchillas y máquinas de afeitar; semillas; componentes y piezas de repuesto para la fabricación de cocinas de gas, lavadoras y frigoríficos; tuberías, conducciones y barras de cobre; motores eléctricos; bombillas y dispositivos de iluminación; artículos de vidrio; productos de papel higiénico; productos de plástico; material y libros escolares; prensa y revistas; piezas de repuestos para automóviles. Por su parte, las exportaciones argelinas a Egipto se reducen a los productos petroleros.

Cultura y medios de comunicación

Existen profundos y sólidos intercambios culturales entre Egipto y Argelia, que se materializan en la distinguida presencia de ambos países en los acontecimientos y actividades conjuntos o en aquellos organizados por cada uno de ellos de manera independiente. Destacan, entre las colaboraciones de los últimos años, la participación de Egipto en las actividades organizadas en el marco de «Constantina, capital árabe de la cultura», la asistencia de Egipto como invitado de honor al Salón Internacional del Libro y la de Argelia, también como invitado de honor, a la Feria Internacional del Libro de El Cairo en febrero de 2018. Cabe mencionar igualmente la participación continuada de Egipto en todos los festivales culturales organizados por Argelia, como el Festival Internacional de Cine de Orán, en el que se rinde homenaje a actores egipcios de forma regular en cada una de sus sesiones.

Es igualmente digno de mención el homenaje del presidente argelino Abdelaziz Buteflika al gran compositor egipcio Mohamed Fawzi, autor del himno nacional argelino Kassaman, a quien concedió la Orden Nacional del Mérito y cuyo nombre lleva el Instituto Nacional de Música, como agradecimiento del pueblo argelino a este brillante artista que dio a Argelia una bella y potente melodía para su himno nacional).

 Por otro lado, Argelia considera Egipto un centro de difusión de la cultura, las letras y la civilización durante siglos, ya que ha contribuido en gran medida a los logros de la civilización islámica y estuvo presente igualmente en la época moderna del renacimiento cultural árabe, además de ser fuente de modernidad, gracias a sus personalidades, científicos, intelectuales, artistas y científicos, con quienes dio inicio la época de la ilustración araboislámica. Sus antiguas universidades han sido lugar de peregrinación para estudiantes de todo el mundo y nadie puede negar su importante presencia en la cultura árabe. También el teatro egipcio está presente en Argelia a través de sus canales de televisión.

Ambos países desean poner en marcha todos los mecanismos culturales y los medios de comunicación disponibles, el principal de los cuales sería la cooperación entre los canales privados de televisión por satélite egipcios y argelinos con el fin de difundir una imagen fiel y real de los dos países.

Religión

La cooperación entre Egipto y Argelia alcanza asimismo el ámbito religioso, un área importante para ambas partes. Argelia participa en todas las actividades religiosas de el Azhar, Dar el Ifta y el Ministerio de Awqaf. Por su parte, Egipto asiste a eventos religiosos en Argelia. Ambos países tienen el interés común de promover la tolerancia religiosa y la moderación en las que se basa el islam, combatir el extremismo ideológico y renovar el discurso religioso.