República de Sudán
martes, 2 de abril de 2019
República de Sudán

Sudán posee una civilización anclada a la historia, contigua y compartida con la civilización egipcia antigua, como desvelan y confirman los yacimientos arqueológicos del país. Sudán ha sido descrito en otros tiempos y en la actualidad como un continente en sí mismo, dada su vasta extensión, antes y después de la separación de Sudán del Sur, que representa un tercio de la superficie total de Sudán, así como en términos de diversidad étnica, cultural y lingüística.

Sudán era el nombre dado a la región del África subsahariana que se extiende desde el océano Atlántico al oeste hasta el mar rojo y el océano Índico al este. Actualmente, el nombre Sudán se aplica al territorio ubicado al sur de Egipto, con quien comparte fronteras, en la cuenca central del Nilo, y que aparece ya mencionado en la Torá y en textos asirios, donde se hace referencia a esta región con el nombre de Kush. En cuanto a la actual denominación, Sudán corresponde al plural de «negro» en griego.

Situación geográfica y superficie

Sudán se encuentra al nordeste del continente africano y ocupa una posición central que conecta África con el mundo árabe. Su ubicación le proporciona una ventaja única, ya que es el principal paso entre el norte y el sur de África.

Tras la secesión de Sudán del Sur, Sudán del Norte cuenta con una superficie de alrededor de 1 882 000 millones de kilómetros cuadrados, que lo convierte en uno de los mayores países de África. Ocupa el puesto 16.º entre los mayores países del mundo. Es el segundo país africano más grande, después de Argelia y el tercer país árabe después de Arabia Saudí y Argelia.

Sudán comparte fronteras con siete países: Egipto, Libia, Chad, República Centroafricana, Etiopía, Eritrea y la República de Sudán del Sur.

Clima

El clima de Sudán es predominantemente tropical, caracterizado por altas temperaturas la mayor parte del año, árido en la parte más septentrional y semihúmedo en el sur. En el norte, el clima es desértico o semidesértico (los estados del norte, Kordofán del Norte y Darfur del Norte). En el centro y en el sur, el clima es lluvioso y la mayor parte de sus tierras son llanas, con temperaturas muy elevadas en el este y en la cordillera de Nuba y las montañas Marra occidentales.

La media anual de precipitaciones está próxima a cero en el extremo norte del país (entre 500 y 1000 milímetros) y el Nilo, junto con sus afluentes, tiene un papel esencial en la vida económica, social y cultural de Sudán, así como en sus relaciones exteriores. Sus aguas se explotan para generar electricidad en los embalses de Roseires, Sennar y Khashm el Girba, Jabal Awliya y Meroe, además de utilizarse para la navegación y la pesca.

Relieve

El relieve de Sudán se caracteriza por una gran llanura central, de terreno sedimentario, cuya altura desciende progresivamente hacia el centro desde el este y el oeste. La llanura desciende igualmente del sur al norte, salpicada por algunas cumbres que no superan el 5 % de la superficie total. Destacan, las mesetas de arenisca del centro; las llanuras arcillosas de Gezira; desiertos como el de Bayuda, el de Nubia y el de Atmour; los terrenos casi desérticos del norte; los herbazales de sabana; los terrenos desérticos del centro y el sudeste; el monte Uweinet en el este y el noroeste; las colinas del mar Rojo; los montes Nuba (en Kordofán); las colinas Ingessana (en el estado del Nilo Azul); algunas colinas aisladas en diversas zonas del centro, como las de Gadarif en el este, o Jebel Dair en el oeste; diversas montañas volcánicas aisladas en los extremos occidental y oriental, como los montes Marra en Darfur, Jebel Taka o Jebel Toteil en el estado de Kasala, y Jebel Meidub, en el extremo noroeste; el país cuenta además con la franja costera del mar Rojo

Recursos naturales

Sudán goza de numerosos recursos naturales y minerales, entre los que destacan: el petróleo, el hierro, el oro, el cobre, el cromo y el zinc. Asimismo, existe gran diversidad de fauna —camellos, ovejas, cabras, aves y animales salvajes— y de tierras de cultivo (aproximadamente 86 millones de hectáreas). Por su parte, los recursos hídricos de Sudán proceden de sus ríos, de las precipitaciones y de aguas subterráneas.

Población

Según estimaciones de 2018, el número de habitantes de Sudán se eleva a unos 43 millones. La población del país inmediatamente después de la secesión de Sudán del Sur era de 33 419 000 habitantes, según cálculos de 2011. La población, mayoritariamente joven, está compuesta por tribus de origen árabe, africano y nubio.

- Religión: islamismo y cristianismo.

- Idioma: la lengua oficial es el árabe, aunque también se utiliza el inglés y en algunos de los estados se emplean lenguas locales (Darfur del Norte, Kordofán del Sur, Kasala, Darfur y Mar Rojo).

- Día de la independencia: 1 de enero, en conmemoración del 1 de enero de 1956, fecha en la que consiguió Sudán su independencia. El 9 de julio de 2011, se proclamó la Segunda República de Sudán, tras la separación de Sudán del Sur.

Emblema nacional: el pájaro secretario

El emblema del país es un pájaro secretario, enmarcado en dos cintas, una en la parte superior y otra en la parte inferior del emblema. La cinta superior incluye el lema nacional: «La victoria es nuestra», y la inferior muestra la denominación oficial del país: «República de Sudán». El pájaro secretario representa la fuerza, el vuelo a gran altura y la visión aguda. Este ave es capaz de volar largas distancias y se encuentra en Kordofán, el Nilo Azul y las zonas desérticas meridionales.

El emblema se adoptó en la primera mitad de la década de 1970, durante el gobierno del expresidente Yaafar al-Numeiry (1969-1985), en sustitución del anterior, representado por un rinoceronte.

Bandera

La bandera de Sudán está compuesta por los siguientes cuatro colores: rojo, verde, negro y blanco. El rojo representa la revolución popular, la lucha por la independencia y la sangre por la libertad; el verde representa la agricultura y la prosperidad; el negro evoca épocas pasadas y encarna el coraje y el orgullo por la patria y su civilización; por último, el blanco representa la paz.

El himno nacional

Letra: Ahmad Mohammad Saleh; música: Ahmad Murjan

Somos los soldados de Dios, los soldados de nuestra patria. Si el sacrificio llama, nunca fallamos.

Muerte que desafía a la adversidad. Gloria que compramos con el precio más alto.

Esta tierra es nuestra. Larga vida a Sudán, bandera entre las naciones.

Oh, hijos del Sudán, este es vuestro símbolo,

soporte de vuestra carga y escudo de vuestra tierra.

Ciudades más importantes

Jartum: capital de Sudán; ubicada en el centro del país, en la confluencia del Nilo

Azul y el Nilo Blanco.

Nyala: capital del estado de Darfur del Sur, situada al oeste de Sudán.

Puerto Sudán: capital del estado del Mar Rojo, situada en la costa de dicho mar.

En la región centro-oriental del país, Wad Madani: capital del Estado de Gezira, situada en el centro del país, en la rivera occidental del Nilo Azul.

El Obeid: capital del estado de Kordofán del Norte, en el centro oeste.

Ejército

El ejército sudanés se fundó en el año 1925. Su misión es defender la patria y preservar la soberanía y la unidad nacional.

Policía

El gobernador general Wingate Basha fundó la Dirección de Policía (provincial) y recurrió además a los jeques de las tribus para extender la seguridad y el orden a los beduinos. Con la llegada de la independencia en el año 1956, la Policía sudanesa se unió a la INTERPOL.

Desde el año 1990, la policía ha experimentado un gran cambio en su estructura, como resultado del cual las fuerzas del Ministerio del Interior se han integrado en una sola fuerza bajo el nombre de Policía Unificada. Además, se han creado la Policía Popular, la Policía de Empresas, la Policía de Turismo y Patrimonio, la Policía de Aviación Civil, la Policía de Seguridad (policía encargada de supervisar a las fuerzas policiales e imponerles disciplina). Asimismo, en el año 1992, la escuela de policías se reformó, fue rebautizada como Academia de Policía y se incorporó en el año 2000 a la Universidad Nacional de Ribat.

Sistema político

La Constitución Interina de la República Transicional de Sudán del año 2005, en el capítulo primero de la sección primera («El Estado y la Constitución. Principios Generales»), establece que la República de Sudán es un Estado independiente y soberano. Además, es un Estado democrático y descentralizado que promueve la diversidad cultural y lingüística, en el que conviven personas, etnias y religiones. El Estado se compromete a respetar y promover la dignidad humana y se basa en la justicia, la igualdad y la mejora de los derechos humanos y de las libertades fundamentales, además de permitir el multipartidismo. Establece asimismo que Sudán es una nación única y unida en la que las religiones y las culturas son fuente de fortaleza, armonía, inspiración y soberanía popular, que el Estado ejerce de conformidad con los textos legales y con la Constitución.

Poder ejecutivo

El poder ejecutivo nacional reside en la presidencia de la República y el Consejo de Ministros, de conformidad con Constitución Interina de 2005. El Presidente es elegido por sufragio popular directo en elecciones nacionales, de acuerdo con las leyes y reglamentos establecidos por la Comisión Electoral Central

Poder legislativo: la Quinta Asamblea Nacional (hasta la actualidad)

El Tribunal Supremo de Sudán aprobó el 17 de mayo de 2015 los resultados definitivos de las elecciones presidenciales y legislativas anunciados por la Comisión Electoral Central el 27 de abril de 2015. La decisión del tribunal a este respecto se considera definitiva.

El nuevo Parlamento inició sus actividades en junio de 2015 y el presidente electo, el actual presidente Omar el Bashir, juró su cargo ante el Parlamento el 2 de junio de ese mismo año. La nueva legislatura, de cinco años, concluirá en mayo de 2020.

El partido en el poder, el Partido del Congreso Nacional, consiguió 323 de los 426 escaños del Parlamento, seguido por el Partido Unionista Democrático Original, que consiguió 25 escaños. Por su parte, los independientes y el Partido Unionista Democrático «registrado» consiguieron respectivamente 19 y 15 diputados.

Poder judicial

El poder judicial es independiente del poder ejecutivo y del poder legislativo, así como en el plano económico y administrativo. La autoridad judicial máxima del país reside en el Presidente del Tribunal Supremo. El sistema judicial sudanés se creó en 1899.

Economía

Sudán goza de vastos y ricos recursos naturales, fértiles tierras de cultivo, ganado, minerales y recursos hídricos. El país depende enormemente de la agricultura, que representa el 80 % de la actividad de sus habitantes, junto a la industria, especialmente la agroindustria, ya que la agricultura y la ganadería son las principales fuentes de sustento económico de Sudán (a principios de 1990, daban trabajo a más del 61 % de su mano de obra). Sudán es uno de los tres mayores países del continente africano en términos de superficie, y uno de los más importantes del mundo en cuanto a abundancia de recursos hídricos y tierras de cultivo fértiles, lo que lo convierten en un granero para todo el mundo.

Junto al desarrollo industrial del sector agroalimentario y diversas industrias ligeras localizadas en el norte de Jartum, cabe destacar el complejo industrial de Giad, en el estado de Gezira, dedicado al montaje de utilitarios y camiones, y de equipo militar pesado como vehículos blindados de transporte de tropas. Asimismo, existen otras industrias de transformación, como la del etanol en Kenana Sugar Company. Sudán es el primer país árabe productor de etanol, con 30 millones de litros fabricados en 2011, suficientes para cubrir la demanda doméstica y para exportar una parte a países de la Unión Europea y a otros países árabes. Además, es el segundo mayor productor de etanol de África, después de Sudáfrica.

Turismo

La República de Sudán destaca por su impresionante combinación de monumentos antiguos y recursos naturales. El pueblo sudanés es conocido por su hospitalidad. Entre los principales atractivos turísticos del país cabe mencionar las pirámides de Meroe, una de las zonas de mayor afluencia turística de Sudán junto a Jebel Barkal y su cumbre truncada, al norte de la capital sudanesa e incluida en la lista de sitios del Patrimonio Mundial de la Humanidad de la UNESCO. Otro lugar de interés es el formado por la región y la costa del mar Rojo, adonde acuden numerosos turistas para disfrutar de sus cristalinas aguas y sus inconfundibles arrecifes de coral.

Jartum —la famosa capital del Estado, que forma junto con Jartum Norte y Omdurmán el área metropolitana— es uno de los destinos turísticos más importantes del país, ya que cuenta con numerosos edificios antiguos, museos y mercados. Omdurmán es asimismo una de las ciudades que mejor reflejan la historia del país y en ella pueden encontrarse algunos de sus mayores mercados. Por último, el Parque nacional Dinder es una de las reservas de vida salvaje más importantes de Sudán.

Partidos políticos

Los partidos políticos son el motor de la actividad política de Sudán. El número de formaciones inscritas actualmente en el Registro de partidos es de 67. Los más importantes son:

  • - El Partido del Congreso Nacional.
  • - El Partido Nacionalista Umma.
  • - El Partido Umma de Lideres Reunidos
  • - El Partido Umma de Reforma y Renovación
  • - El Partido Umma de Reforma y Desarrollo
  • - El Partido Nacional Umma.
  • - El Partido Umma Federal
  • - El Partido de la Unión Democrática
  • - El Partido de la Unión Democrática de la Secretaría General
  • - El Partido Comunista de Sudán
  • - El Partido del Congreso Popular

Medios de comunicación

La Constitución Interina de Sudán del año 2005 establece que «todos los ciudadanos tienen derecho sin límites a la libertad de expresión, a recibir y difundir información y publicaciones, y a acceder a la prensa, sin perjuicio del orden, de la seguridad y de la moral pública». La Constitución estipula además que «el Estado garantizará la libertad de prensa y del resto de medios de comunicación, de conformidad con las leyes propias de una sociedad democrática». Por último, dispone que «todos los medios de comunicación deberán respetar los principios éticos de la profesión y se abstendrán de incitar al odio por motivos religiosos, étnicos, raciales o culturales, así como de hacer llamamientos a la violencia o a la guerra».

Prensa

Según el informe anual publicado en 2017 por el Consejo Nacional de Prensa y Publicaciones de Sudán, el número de periódicos que se publica de forma organizada es de 45: 29 periódicos de contenido político, 10 deportivos y 6 dedicados a temas sociales. En total, se distribuyen más de 91 millones de copias, repartidas como sigue: 48 millones de copias de los periódicos políticos, 28 de los deportivos y 13 de los dedicados a la actualidad social.

Los sitios web más importantes son: www.smc.sd; www.sudanile.com; www.alrakoba.net; www.sudansafari24.com, www.ashorooq.net, www.sudaneseonline.com, www.alnilin.com, www.alhadag.com, etc.

Principales centros de estudios e investigación: el Centro de Estudios de Oriente Medio y África (www.mascenter.sd); el Centro de Estudios e Investigaciones Africanos de la Universidad Internacional de África (www.iua.edu.sd); el Centro de Iluminación Epistemológica (www.tanweer.sd), y el Centro de Estudios del Futuro; el Centro de Estudios e Investigaciones del Futuro de Jartum; el Centro Mamoun Beheiry de Estudios e Investigaciones Económicos y Sociales de África (www.mabecentre.net).

Política exterior

Sudán cree firmemente en la no injerencia en los asuntos internos de otros países, en la independencia de la política internacional, en el derecho de los pueblos y naciones a seguir su propio camino y el respeto de las relaciones de vecindad. Cree asimismo en la igualdad en las relaciones entre los Estados, basadas en el beneficio mutuo y los intereses comunes. Por último, cree en el establecimiento de un orden internacional que asegure la justicia, la igualdad, la solidaridad y el desarrollo sostenible, y que fortalezca las relaciones de vecindad entre las naciones.

Sudán, por su pertenencia a la comunidad africana, árabe e islámica, así como por su situación geográfica estratégica en la región y por su lugar central en el mundo árabe y en el continente africano, pretende representar un papel activo en la comunidad internacional y en las organizaciones regionales, en beneficio de sus intereses y principios, y de acuerdo con los convenios internacionales y regionales que ha ratificado.

La Constitución interina de 2005 establece que la política exterior deberá servir a los intereses nacionales y se administrará de manera independiente y transparente, con el fin de cumplir con los siguientes objetivos:

1.- Fomentar la cooperación internacional, especialmente en el marco de la comunidad de las Naciones Unidas y el resto de organizaciones internacionales y regionales, con el fin de promover la paz mundial, el cumplimiento del derecho internacional, los compromisos derivados de los tratados internacionales y el desarrollo de un orden económico mundial justo.

2.- Lograr la integración económica africano-árabe, en el marco de los planes y plataformas regionales existentes, y reforzar la unidad y la cooperación entre sus países, según lo previsto en dichos planes.

3.- Promover el respeto de los derechos humanos y de las libertades fundamentales en las plataformas regionales e internacionales.

4.- Fomentar el diálogo entre las civilizaciones y el establecimiento de un orden mundial basado en la justicia y la unidad del destino humano.

5.- Promover la cooperación económica entre los países del sur.

6.- No injerir en los asuntos de otros Estados; reforzar la política de buena vecindad y mantener unas relaciones equilibradas y de amistad con otros países.

7.- Combatir el terrorismo y el crimen organizado internacional.